La muñeca Barbie está de actualidad. Este año es el “Año Barbie” y se están celebrando en su honor diversos homenajes. A priori, éste podría parecer un tema nada interesante, a no ser que coleccionemos muñecas o sintamos una especial morriña por nuestros juegos infantiles… Pero es que la Barbie no es una muñeca cualquiera: es tan famosa que hasta ha viajado en una nave espacial, en 1992, con traje oficial de la NASA y todo. Y eso no lo puede decir cualquiera.

Desde que naciera en 1959, a Barbie se le han dedicado numerosas exposiciones, ha sido embajadora de UNICEF y ha apoyado a fundaciones como las que apadrinan Vicente Ferrer y José Carreras.

También ha sido vestida por los mejores diseñadores del mundo. Además, siempre ha estado vinculada al mundo de la moda y, como si de una gran estrella se tratara, fue incluso retratada por Andy Warhol.

Este año, la famosa muñeca de Mattel cumple 45 años, y qué mejor forma de celebrarlo que vestirla para la ocasión. O eso es lo que han pensado los organizadores de la exposición Barbie Fashion Icon, que reúne en el Museo del Traje más de 100 trajes de diseñadores españoles como Pedro del Hierro, Victorio&Lucchino, La Casita de Wendy y Por Fin!, entre otros.

En total, son 90 los diseñadores que han realizado esta colección exclusiva para Barbie, con trajes y complementos, que van desde el look más alternativo al más sofisticado. Como punto común, los diseñadores han querido plasmar una mujer moderna, actual, seguidora de las nuevas tecnologías… en fin una mujer del siglo XXI, eso sí, privilegiada, muy privilegiada.

Los trajes expuestos muestran las peculiaridades propias de cada uno de los diseñadores que han participado. Así podemos identificar auténticos “Capriles”, “Arzuagas” o “Verinos”. De este modo, la exposición sirve también de pretexto para mostrar el buen estado de salud de la moda española, al menos, en cuanto a ideas y diseño se refiere. Bajo este aspecto la muestra es tan importante, que Mattel donará al Museo del Traje esta colección, para que pase a formar parte de los fondos del Museo, que tiene entre sus objetivos “el estudio histórico de la moda, la divulgación de sus expresiones más innovadoras y el reconocimiento de su importancia social”, según nos explican en el propio Museo.