Texto de Raquel Carrillo

La película narra las proezas que realizan todos los días cuatro niños para llegar a la escuela. Son Zahira, de Marruecos; Jackson, de Kenia; Carlitos, de Argentina y Samuel, de India.

En Marruecos, donde algunos no ven bien que las niñas vayan a la escuela, todos los domingos Zahira recorre más de 22 km a pie para llegar desde su pueblo hasta la escuela-internado, donde reside durante la semana. Jackson recorre cada mañana con su hermana Salomé (6 años) los 15 km que le separan de su escuela. Dos horas de carrera, a través de tierras peligrosas rodeadas de elefantes y otros animales salvajes. Carlitos va a la escuela a caballo cada día, atravesando las montañas de la Patagonia en un recorrido de 18 km que le lleva, con su hermana menor Micaela, de su hogar en los Andes al colegio. Por último, Camino a la escuela nos traslada al golfo de Bengala (India) para narrar la historia de Samuel, en silla de ruedas, y la de sus dos hermanos que deben empujar de él durante 4 km. Localizar a los protagonistas no fue fácil. La búsqueda de los cuatro niños contó con la ayuda de la UNESCO y Aide et action (Ayuda en Acción). La cinta ha ganado recientemente el Premio César al Mejor Documental. 1,8 millones de espectadores ya lo han visto.

Más información: http://abordardistribucion.com/pelicula/camino-a-la-escuela/

Lee este artículo en la edición impresa de ExPERPENTO enero-febrero de 2015:
Enlace directo: http://issuu.com/experpento/docs/experpento_ene_feb2015issuu/20