Texto de Daniel Pérez Corona

  • «Imitar voces es algo innato, unas veces lo preparo más, otras menos, pero yo no me estrujo la cabeza, pienso la voz y me sale».
  • «Quería hacer periodismo sólo para llegar a una radio y decir: ¡eh, esperad, sé imitar voces! Era mi vía de entrar, pero no quería ser periodista, de hecho comencé los estudios de Filología hispánica»

Dani Martínez tiene una especial habilidad para retratar a más de 200 personajes, entre ellos el tenista Rafael Nadal –el último que ha conseguido emular–, el presentador Matías Prats, la duquesa de Alba o incluso personajes animados como Apu, de Los Simpsons.

El humorista de Astorga (León), que saborea el éxito del programa que emite la cadena Cuatro, Tonterías las Justas, piensa que un artista como él «nace más que se hace» porque, según recuerda, él ya imitaba voces y actuaba en el colegio a los siete años.

«Quería hacer periodismo sólo para llegar a una radio y decir: ¡eh, esperad, sé imitar voces! Era mi vía de entrar, pero no quería ser periodista, de hecho comencé los estudios de Filología hispánica», recordaba en una entrevista realizada en Valladolid el pasado mes de agosto con motivo de su participación en el espectáculo Te ríes de los nervios.

En cuanto a la rivalidad con el espacio de la Sexta, Sé lo que hicisteis, para Martínez «sí sorprende» haber batido al programa conducido por Patricia Conde en su misma franja horaria. Pero «es para lo que trabajas, quieres conseguir el éxito y que el programa vaya muy bien, pero tanto éxito no esperas» (…) «Yo creo que parte del éxito de Tonterías las Justas es que Anna, Flo, Romina y yo somos igual dentro y fuera del programa. A mí se me ve que me divierto, me lo paso muy bien trabajando y eso a la gente le llega, si fuera eres distinto y dentro haces un papel, la gente no te acaba de pillar». «Competíamos contra nosotros mismos; queríamos llegar a los objetivos que marca la cadena y los hemos alcanzado y superado», declaró al respecto.

En cuanto a su actual labor junto a Florentino Fernández en Tonterías las justas, el cómico, de 28 años, aseguró que trabajar con alguien como Flo es «lo más grande que te puede pasar en la carrera», porque «es un amigo, no es sólo un compañero de trabajo, y eso es muy difícil».

Sería Pocholo…
¿Y si fuera uno de los personajes que imita, a quien elegiría Dani Martínez? «Creo que a Pocholo, porque se lo pasa muy bien. Es un tío que le ves y dices: ¿a este tío le preocupará algo? ¿Se levantará por la mañana y dirá tengo una preocupación hoy…? No la tiene, es un tío que con esa edad no ha tenido una preocupación nunca y para mí es de admirar».

¿Y qué hace sonreir a alguien que se dedica precisamente a alegrar la vida a los demás? «Lo que más me hace reir son mis amigos de toda la vida, los de mi pueblo –Hospital de Órbigo, en León–. No hay gente con la que me ría más, ni programas de tele, ni humoristas» admitía.
Además, «digo expresiones suyas como ‘te quedas sólo’, ‘lo peta’ o ‘me estás turrando’. Las gambas –que congregan a multitudes que desde el suelo imitan el movimiento de este crustáceo– son un invento de un amigo. Al final son cosas de mis amigos que he llevado a televisión y han gustado»
.

Y la pregunta del millón para cualquier seguidor masculino de Tonterías: ¿Anna o Romina? «Es igual que elegir entre papá o mamá. Encima una rubia y otra morena, más lío todavía. No puedo decir ninguna, cada una tiene lo suyo, pero si puedo quedarme con las dos…¡o con las dos o con ninguna!».

¿Dani Martínez sigue teniendo esas mariposillas en el estómago en los momentos previos a una actuación? «Los nervios ya los perdí hace tiempo. Lo que siento ahora es por las ganas que tienes antes de salir, esa ansiedad por actuar».




Lg_468x60.gif