Texto de Sandra Sánchez

Todo indica que bajo un manto de tranquilidad casi ensayada, en Suecia hay una realidad inquietante que es la que denuncian mediante la ficción novelas como El hipnotista.

La historia comienza con el hallazgo de los cadáveres de un hombre en un gimnasio y de su familia en casa. En medio de la escena dantesca, encuentran a un chaval que aún respira. El inspector Joona Lina convence al doctor Erik Maria Bark para que lo hipnotice. Lleva una década sin hacerlo, pero es necesario para salvar una vida.

El hipnotista encierra tres tramas enlazadas. Una se basa en la de la familia masacrada, la segunda muestra una obscena red de niños mafiosos y la tercera se centra en los motivos por los cuales Erik se apartó del hipnotismo.

En julio llega a las pantallas la adaptación de El hipnotisa de la mano del prestigioso director sueco Lasse Hallström.

Lee este artículo en el especial de ExPERPENTO y Booket para la Feria del libro: