Texto de Marshall

“Hokuto no Shinken no tiene igual”. ¿Cuántas veces hemos oído esa frase los aficionados a la saga Puño de la estrella del norte? Muchas, ¿verdad?

Con tantas iteraciones con las que ha contado la saga, en los diferentes sistemas de consolas desde la Nintendo de 8 bits hasta ahora, no era de extrañar que tarde o temprano Kenshiro y compañía contasen con una aparición en la generación actual.

Es el complemento ideal para cerrar la actualización de la historia, que lleva dándose en Japón desde el 2009 y que aquí nos perderemos, como suele ocurrirnos a los europeos…

La compañía Tecmo-Koei es la encargada de traernos esta nueva aventura, pero lo ha hecho en base de una de sus grandes franquicias que es Dinasty Warriors, algo que ya ha experimentado más de una vez con otros títulos con relativo éxito. Teniendo en cuenta esto, nos vamos a encontrar con un juego de pelea masivo, que se adapta bastante bien al argumento original.

Es de agradecer que se haya respetado la idea original sin cortes y sin censura. La historia central del juego, modo Leyenda, trata el argumento original del Puño de la estrella norte. Se puede jugar con dos de los personajes de la saga. El modo Sueño, por su parte, sigue una línea argumental alternativa a la original y que aporta un poco de variedad al juego y a la saga original. Ambos modos parten del principio, de manera que sea accesible para los recién llegados. Apenas altera la historia para regocijo de los fans más acérrimos. Otro detalle desde mi punto de vista es que el juego no atosiga con los inoportunos tutoriales jugables, que a mi parecer empiezan a ser molestos y una pérdida de tiempo. A medida que avanzamos y necesitamos saber algo crucial para avanzar, el juego nos ofrece una breve explicación en el momento necesario, sin mareos superfluos.

A nivel gráfico el juego cumple perfectamente en lo referente al modelado de personajes y deja unos escenarios un tanto vacios. Las intros son justitas, para explicar un poco de qué va el apocalipsis sangriento en el que está metido Kenshiro y cia. y el sonido es el adecuado.

The Fist Of The North Star: Ken’s Rage, no resultará una sorpresa para nadie. El recién llegado verá que es un juego de pelea masivo más, con altísimas dosis de violencia y con unos extras interesantes. Para el fanático es una muy correcta versión en 3D de lo que es una saga ya inmortal. Para ambos se podría decir que sabrán dónde meterse, sin sorpresas desagradables, sin grandes expectativas, pero con coherencia y corrección, cosa que a día de hoy se echa demasiado de menos. Así, algo que debería ser la norma, se convierte en virtud. Parece mentira.
..
..


Ir a la versión “papel” de ExPERPENTO marzo de 2011