GRUFF RHYS: Candylion


Texto de Mar Ibáñez

Por mucho tiempo que pasara pensando en ello, Gruff Rhys no podría haber encontrado jamás un título mejor para este trabajo. Escuchando este disco te sientes como un niño en una tienda de golosinas.

Cada bocado te sabe diferente que el anterior y querrías quedarte allí para siempre. Tras una breve introducción de cincuenta segundos, empezamos el disco precisamente con la canción que le da nombre: «Candylion», que nos cuenta la historia de un león muy especial que fue criado por osos en la Micronesia, que viajó por el mundo y se convirtió en una tarjeta de cartón para enviarse de vuelta a casa con sus añorados osos. Allí se hizo músico y prepara la grabación de su primer álbum. ¿Por qué es tan importante la historia de Candylion? Porque es el protagonista del disco, incluso la página web actual de Gruff está dedicada a él.

Después de esa preciosa canción, que no se puede definir de otra manera, nos encontramos un disco divertido, familiar, experimental y que parece casi grabado por el propio Candylion en la Micronesia. Los pocos que pudimos ver Gruff en su showcase barcelonés hace unas semanas, comprobamos en directo cómo se elaboran sus temas, con maracas, cajas de sonidos, pájaros cantarines de plástico, órganos Casio infantiles, armónicas, xilófonos y multitud de instrumentos que él domina en su totalidad. «Cycle Of Violence», «Gyrru Gyrru Gyrru» y «Now That The Feeling Is Gone» son tres platos fuertes del álbum. Y por supuesto, mención especial merece «Con Carino» y su letra, que demuestra lo fan del fútbol que es el galés: «Con cariño, en mis sueños soy Ronaldinho marcando un gol para ti»

Anterior RIVER QUEEN
Siguiente SMACK DAB