Texto de R. Muñoz

En la era del renacimiento de los musicales, Madrid no podía quedarse sin la representación de uno de los espectáculos más míticos de la historia. Pocas veces las canciones llegan tanto y durante tanto tiempo al público: es una nueva oportunidad para disfrutar en su espacio natural de «Aquarius», «Good Morning Starshine» o «Let’s the Sunshine In».

En lo puramente escénico, las tablas del Arteria Coliseum alojan desde el pasado 8 de octubre ocho músicos y casi treinta actores que dan vida a más de cuarenta temas interpretados en riguroso directo vocal e instrumental.

En lo que se refiere al argumento, Hair va de un grupo de hippies que luchan contra el sistema, la deshumanización de la sociedad y por la paz. Entre ellos están Sheila (Lucía Jiménez) una universitaria que se erige como la ideóloga del grupo, su pareja Berger (Tony Bernetti), y Claude (Joan Vázquez) un amigo de ambos que o se alista o se enfrenta a la cárcel. De fondo están la guerra de Vietnam y una sociedad conservadora, y de manera trasversal se tocan temas como la igualdad, la defensa del amor o las drogas…

Hair es uno de esos musicales míticos y quizás sea esa la razón por la que los productores no se hayan querido pillar los dedos con una adaptación del contexto. Si bien los temas de fondo no han perdido actualidad, lo de Vietnam suena añejo, y más en un tiempo en el cual los jóvenes tenemos motivos de sobra para convertirnos en la tribu reflejada en el musical. En cuanto a la fisonomía diremos que todos los actores y actrices, incluida Lucía Jiménez, están a la altura de las circunstancias. Hay grandes voces y otras que se adaptan perfectamente a las canciones. Hair está bien hilado: la primera parte pasa rápido, señal de que la cosa marcha bien, pero la segunda, con una larguísima escena de un flipe de Claude, se hace eterna. Lo dicho anteriormente no resta motivos para ir a ver el musical, que cuenta con unos actores entregados y un final muy emocionante.

http://www.hairelmusical.es/hair-en-madrid.php

 

Imágenes del musical en Barcelona