Texto de R. Muñoz
Fotos de The Lost Secrets de José Ramón Valero.
Fotos de Margot y Durango14 de Emanuele Ciccomartino.
En la cabecera, foto de Durango14 de Emanuele Ciccomartino.

Sí, en ExPERPENTO hacemos una fiesta en octubre para celebrar que cuando termine la temporada, allá por junio, habremos sobrevivido una década. Amanece que no es poco, que diría alguno. Amanece en época de crisis, de mínima inversión publicitaria y absoluta explosión cultural. La necesidad agudiza el ingenio y nuestro deseo es seguir creciendo a un ritmo superior que el de las collejas recibidas. Y por eso, el 12 de octubre de 2013 decidimos gritar que estamos vivos y con ganas de patalear.

Y algo así gritó The Lost Secret en su concierto noise, cargado de buenas vibraciones. Convirtieron el ruido en música y dieron uno de los mejores directos de su vida. Allí estaban todos sus grupis animando a estos tres personajes que no se amilanaron ante un programa en el que a priori, los demás grupos tenían más experiencia sobre las tablas. A más nervios, más guitarreo y punto. Presentaron su disco galleta y se divirtieron como chiquillos. Y los presentes también.

lostsecrets1The Lost Secrets. Foto de José Ramón Valero.

Esta fiesta ha sido divertida. Divertida y ecléctica. Margot, violonchelo en ristre, se subía al escenario a eso de las diez. Del noise nos fuimos a los sonidos cuidados, acompasados, a los estribillos pegadizos y los solos instrumentales. Después de un verano largo, Sonorama incluido, Margot nos ofreció su pop suave y divertido. Y dieron la talla a pesar de una semana de fiebre, toses y gargantas cascadas, y mereció la pena verlos sobre el escenario y descubrir el amor por el detallito de esta banda vallisoletana.

margotMargot. Foto de Emanuele Ciccomartino.

Y la gente en sus corrillos, sonriendo, hablando de lo bonito que era el sitio, de que si nunca habían estado en El Intruso, de que si me gustaban más los otros, de que si a mí me gustan más estos, de que si yo soy roquero y tú popera, cuando la explosión llegó al tablado de la mano de Durango14. Nadie, excepto sus fans, se lo esperaba. Los cinco indomables inundaban el escenario y dejaban al aforo boquiabierto.

Silencio, incredulidad y estallido, en ese orden. Durango14 se lo cree y así nos lo hizo saber a todos. Y se lo cree con toda la razón del mundo. Lo dieron todo. Dejaron claro lo que es el surf & roll espeso. Demostraron que una batería se puede tocar de pie. Y que un concierto también es un espectáculo bizarro, callejero y sinvergüenza, eso sí, medido al milímetro. Al despertar al día siguiente, muchos no sabíamos si lo vivido había sido real o formaba parte de un gran sueño.

durango142Público durante la actuación de Durango14. Fotografía de Emanuele Ciccomartino

Eso sobre el escenario. Abajo, buen rollo. Sobre todo eso, un ambiente agradable y divertido. Con Emanuele Ciccomartino sacando fotos, cada vez más desinhibidas y osadas, con la duda de que si en el bar sacaron todos los saladitos o nos habíamos quedado cortos, con preguntas recurrentes como ¿tú conoces a Keith Richard?, con ExPERPENTOS rodando por la barra, con la chapa como salvoconducto para librarse del sello que marca a los fumadores… con conversaciones amenas en la calle, con buen humor, con saludos y despedidas, con encuentros de personas que hablan a diario y que nunca se ven las caras. Eso fue La Gran Noche. Un 12 de octubre intenso, de esos que dejan poso. Una noche como ExPERPENTO, pequeña, breve y ligera pero con sustancia.

Mira todas las fotos en facebook:

Photocall:

[nggallery id=4 template=carousel images=100]

The Lost Secrets

[nggallery id=5 template=carousel images=100]

Margot:

[nggallery id=6 template=carousel images=100]

Durango14:

[nggallery id=7 template=carousel images=100]