Texto de BiPaul

He recibido con alegría la revolución tecnológica que me permite comprar libros en Internet sin que nadie me vea y ponga cara rara.

En esta revista, en la que firmo con seudónimo, he salido del armario. Soy chico y me encantan las novelas románticas. Primero, porque son fáciles de leer, segundo, porque me ayudan a confiar en la especie humana y tercero, porque aprendo a educar eso que llaman inteligencia emocional.

Marc Levy sabe cuáles son sus puntos fuertes. Primero, pone sobre la mesa un misterio. En La química secreta de los encuentros, una bruja le dice a la protagonista que el hombre de su vida acaba de pasar por detrás de ella, pero que para encontrarlo debe viajar a Turquía. Y llegamos al segundo punto fuerte del autor: los viajes. En este caso nos adentramos en el Estambul de los años 50, que contrasta con el Londres de la misma época. El tercer punto fuerte son los diálogos. Marc Levy narra lo justo, la acción se basa en las conversaciones y por tanto, el lector nunca sabe más que lo que los personajes quieren contar. Y cuando no hablan, se escriben cartas. El cuarto, consiste en regalarnos siempre un final feliz. Se agradece, porque para triste, la vida.

Más información en http://www.planetadelibros.com/la-quimica-secreta-de-los-encuentros-libro-91002.html

Lee este artículo en el especial de ExPERPENTO y Booket para la Feria del libro: