Texto de R. Muñoz

Cumple a rajatabla la idea de que un libro puede ser un amigo. Y como los amigos, tiene una función práctica y una misión sentimental.

La autora nos confiesa sus sentimientos, nos cuenta sus pensamientos y nos presenta un abanico de personas que en su caso, convierten una ciudad arisca en un espacio confortable. Y en su confesión, Elvira Lindo también explica su papel en las polémicas vividas en España, que parecen perder fuelle a medida que los kilómetros y el tiempo expanden su pomada reparadora.

La función práctica del libro es la del amigo que vive fuera y que está deseando recibir tu visita para mostrarte todos sus tesoros encontrados. Y estos son museos, bares, salas de conciertos, tiendas especiales, restaurantes, parques, en definitiva, espacios que no siempre aparecen en las guías de viajes y que no engañan: te muestran el alma de la ciudad.

Más información en http://www.planetadelibros.com/lugares-que-no-quiero-compartir-con-nadie-libro-91886.html
Relacionado en ExPERPENTO: http://experpento.com/?p=14621

Lee este artículo en el especial de ExPERPENTO y Booket para la Feria del libro: