Entrevista de Janire Martínez

Un sociólogo, un publicista, un diseñador y un filósofo que eran amigos de toda la vida dieron forma a Mendetz en 2003. Este grupo barcelonés nos ha regalado tres discos y ahora podemos disfrutar de su último trabajo: Silly Symphonies, su proyecto más maduro. En él encontramos lo mejor de sus álbumes anteriores donde se mezclan guitarras y sintetizadores con cierto aire ochentero. Están de gira y prometen conciertos inolvidables, y una de sus grandes fechas se enmarca en el Día de la Música. Conociendo su trayectoria, la fiesta está asegurada.

Os definís como ‘Artesanos de lo robótico’ ¿Qué significa este concepto?
Este concepto se relaciona con lo que llamamos casio-punk. Queremos sonar lo más electrónicos posible pero respetando siempre las premisas de una banda de rock o pop convencional. Nos gusta mucho utilizar los ‘aparatitos’ en directo y animar a la gente con los recursos que ofrece la electrónica pero también haciendo uso de los de toda la vida, tocando a tiempo real sin grabaciones y sin tener ningún ordenador escondido. Todo lo que hacemos se puede ver en directo e insitu.

¿Cuál es el secreto para actuar en el Summercase con tan solo una maqueta?
Pues el secreto radica en toda la ilusión que volcamos en la maqueta, en la que invertimos toda nuestra energía y toda nuestra fuerza. Y para promocionarlo también, ya sea a través de las redes o utilizando los pequeños locales que nos ofrecían en Barcelona, donde regalábamos las maquetas de forma gratuita. Supongo que también ofrecimos algo nuevo, cuando aún no sonaba demasiado este tipo de música en España. Fueron años gloriosos.

¿No os daba un poco de vértigo?
No, en ningún momento. Lo veíamos todo como una nube extraña pero a la vez estábamos muy cerca del suelo, sabíamos perfectamente donde pisábamos. Ahora nos damos cuenta de todo lo que pasó y lo estamos interiorizando, lo que resulta mucho más placentero.

Silly Symphonies era el nombre que adoptaban los primeros cortos de animación de Disney, ¿Qué relación guarda con el título de vuestro último disco?
Es un homenaje a la manera, tan valiente, en la que Walt Disney juntaba sus obras visuales (sus cortos) con sus obras de audio, y como encontraba siempre una fusión perfecta entre la música y la imagen. Al fin y al cabo, han sido unas películas que todos hemos visto de pequeños y eso se asienta en nuestro imaginario. Nosotros queremos dar un enfoque contrario, dar un soporte de video a lo que nosotros proponemos como disco.

Se puede decir que es vuestro disco más maduro.
Sí, creo que hemos aprendido lo bueno y lo malo de los dos primeros. Hemos pretendido eliminar esas ‘partes malas’ y quedarnos con lo positivo. Es decir, del primer disco nos quedamos con la espontaneidad y con la energía que transmitía, y del segundo con el trabajo realizado y con la madurez, con la percepción del sonido y el trabajo de estudio. Como resultado tenemos un disco que se ve muy natural pero a la vez muy elaborado a nivel de sonido, una combinación que para nosotros es perfecta. Por eso se dice que es nuestro trabajo más maduro, es un disco muy pensado y muy consciente.

El lanzamiento del disco se pospuso y fue comunicado como “Ha surgido una cosa muy bonita a última hora y queremos incluirla”. ¿Se refiere esto a la colaboración de Gala Rizzatto?
Eso es. Quedaban pocas semanas para lanzar el disco y recibimos de forma inesperada una llamada desde Nueva York, una llamada del manager de Gala. Nos informaban de que habían escuchado la versión de Freed from desire, que estaba en nuestro disco anterior, que les había encantado y que estaban muy contentos de la interpretación que le habíamos dado. Nos puso en contacto con Gala y de ahí surgió una amistad muy especial y por su parte, muchas ganas de colaborar con nosotros. Por ello decidimos que estaría genial hacer un tema juntos. Como estábamos a punto de lanzar el disco, decidimos parar todo y meter esta canción ya que era demasiado bonita como para no incluirla. Y sinceramente, creo que mereció mucho la pena.

Sois pioneros en el terreno de la autoproducción, ¿Cómo fue este proceso?
En el tema del sonido y en la grabación sí que hemos optado por la autoproducción, donde todo se produce, graba y mezcla en el estudio y hemos querido hacerlo todo. En anteriores discos, es cierto que los habíamos grabado nosotros pero también participaron más personas en la producción pero en este nuevo disco, lo hicimos nosotros, ya que si lo hace uno mismo se tiene todo bajo control y pensamos que esto es algo indispensable en la música de Mendetz.

Habéis preparado un concurso de remixes de vuestro single “Hap your clands”, en colaboración con el blog Neonized, ¿Cómo se os ocurrió esta propuesta?
Es algo que ya habíamos probado en el segundo disco, Souvenir, y esta propuesta la habíamos visto fuera de España y daba muy buen resultado. Es poner a disposición de la gente, las pistas por separado para que puedan hacer su propia interpretación de la canción. Es genial porque te devuelven tu canción muy cambiada y con buenas ideas que probablemente de otra forma, no se te habrían ocurrido. Todos son muy interesantes.

¿Cuál es el proceso creativo de vuestras canciones?
Para Silly Symphonies casi todo ha salido de la improvisación en nuestro local. Allí comenzamos a tocar para desahogarnos, durante horas y horas, hasta que sale algo que nos emociona. En ese momento paramos, nos quedamos con esa idea y la trabajamos. De esta forma trabajamos algo que nos llama la atención desde un principio y así, seguro que también le termina llegando a otra gente.

Estamos en plena temporada de festivales. Vosotros habéis participado en muchos. ¿Una anécdota curiosa o algún recuerdo a destacar?
Nos quedamos con el final del concierto del Día de la Música de 2009. Fue un momento mágico. Estábamos a unos 40 grados y aun así terminó todo el mundo dentro del recinto botando y pasándoselo genial. Fue muy emocionante porque llegamos sin querer hacer mucho ruido y al final salimos por la puerta grande, como se dice. Y, como hemos dicho antes, el Summercase ya que éramos un grupo ‘maquetero’ que compartía cartel con grandes grupos como Daft Punk. Eso nos quedará siempre en el recuerdo.

Algo que he pensado muchas veces cuando asisto a algún concierto, ¿Qué pensáis los artistas cuando miráis fijamente a alguien del público?
Yo creo que cuando estamos mirando a un punto fijo, en realidad no estamos mirando a nadie. Supongo que muchas veces es más por hacerse el interesante que otra cosa. Puede incluso ser fruto de la vergüenza, centrarte en algo para no distraerte.

¿Algo más que añadir?
Me gustaría hacer un llamamiento muy, muy educado y humilde a todas las personas que estén este viernes en el Día de la Música, que aunque comiencen Two Door Cinema Club que no nos dejen abandonados y que se queden a vernos. Será un concierto inolvidable.

Fechas:

  • Día de la Música – 22 junio
  • Cruïlla Barcelona – 7 julio
  • Poble Espanyol – 12 julio
  • Arenal Sound – 2 agosto
  • Maldito Sol Festival – 21 agosto
  • Festival Altaveu – 8 septiembre


Mendetz está aquí: http://www.mendetz.com
Entrevista a Mendetz en ExPERPENTO en junio de 2010 http://experpento.com/?p=1158