Covadonga Carrasco

La estética urbana está de moda. Seguir las pautas siempre de manera personal y con los consejos de profesionales de la imagen es la mejor manera de sentirnos bien con nuestro aspecto.

Los griegos decían “mente sana en cuerpo sano”, en la actualidad deberíamos decir algo así como “mente sana y tranquila en cuerpo atractivo y mimado”. Para esto último no tenemos que ir muy lejos, porque en pleno centro de Madrid encontramos Op/Zon, un concepto distinto de peluquería. Isaac el promotor de esta idea considera que “cada persona es única y debe ofrecer su personal interpretación de la realidad”. Es decir, todos podemos estar guapos, pero nos tienen que decir cómo, y Op/Zon para ello cuenta con un equipo de artistas de la imagen, conocedores de las últimas tendencias que consiguen que el cliente se abandone en sus manos con la confianza de que el resultado no será el esperado, pero sí el deseado.

No es un centro de estética ni una peluquería al uso. Entre los servicios que nos ofrecen se encuentran las extensiones con láser, el trenzado africano, colores transgresores y diferentes de los que suelen verse en otros países, diseño de uñas por ordenador o salas de masajes basados en técnicas de aromaterapia y barros del Mar Muerto. También cuenta con una sala de depilación con ducha de hidromasaje que el cliente puede utilizar si lo desea después del tratamiento. Éstas son sólo algunas de las cosas que se pueden encontrar en este oasis en medio del caos de una ciudad como Madrid.

Al tiempo que los centros comerciales surgen como setas llevándonos por la senda de la homogeneidad, también surgen otro tipo de espacios que, como Op/Zon ofrecen el soñado cáliz de la exclusividad. “Todos somos diferentes -dice Isaac- nadie quiere ir igual que el de al lado, cada uno queremos tener una imagen personal que nos diferencie de la masa y eso es lo que hacemos aquí”.

Dejarse llevar es la idea principal, sentirse cuidado mientras te cambian la imagen, relajarse y observar cómo además el resultado es exactamente el que se buscaba es la clave de Op/Zon. “Se intenta proyectar la personalidad en la imagen de cada cliente” y es que éste es exactamente el concepto de estas peluquerías. “Nosotros no queremos que la gente salga horrorizada de nuestro local, sino que a pesar de ver que en su estética ha habido un cambio importante, salgan contentos, sintiéndose más atractivos.”

La hipoteca, el trabajo o el inexistente trabajo y la lucha diaria con la jungla humana se une a la falta de sentimiento trascendente. Si antes la gente iba a la iglesia a pensar, ahora sustituimos este lugar por otros. Si antes las revistas de moda hablaban de castidad, ahora nos dicen que sentirnos guapos es el primer paso hacia la felicidad y “la peluquería -según Isaac- se ha convertido en un nuevo templo para aquellos que tienen algún problema en su vida cotidiana, salir de aquí con una imagen nueva ayuda a enfrentarse con todos aquellos ba-ches que se nos puedan presentar”.

Llega el verano, acaban los exámenes, el vacío existencial se adueña de nuestro tiempo y hacer un cambio radical en nuestras vidas puede ser muy sencillo. Pásate por OP/ZON y deja que te mimen en un ambiente agradable y cómplice y, si los resultados académicos no son los mejores, al menos te podrás mirar al espejo con una gran sonrisa y esperar a que te silben por la calle…

DOS ESPACIOS OP/ZON, DOS MANERAS DE VER LA VIDA

OP/ZON EN FUENCARRAL
El Mercado de Fuencarral se ha convertido en una de las referencias de Madrid más allá de nuestras fronteras. Se supone que por sus escaleras suben y bajan aquellos que entienden de vanguardias. Como no podía ser de otra manera, Op/Zon ha sentado allí una de sus bases ofreciendo un local rompedor.

La decoración chirría. Predominan el color rojo y los ángulos punzantes y parece que el mensaje es cambia sin parar, déjate llevar por la celeridad. De las paredes cuelgan fotografías de algunas de las creaciones más rompedoras de sus peluqueros. El que pasa por delante ve al que está dentro, y el que entra sabe que, si se deja asesorar, de allí va a salir viendo otro yo en el espejo. Los servicios que se ofrecen en este Op/Zon van de las extensiones de colores a las rastas, pasando por diseño digital de las uñas.

OP/ZON EN NOVICIADO
Del infierno al paraíso. Esa es la sensación que tenemos cuando vamos del Op/Zon de Fuencarral al de Noviciado. La música envolvente choca con los ritmos estridentes que hemos escuchado antes. Los colores rojos se tornan en verdes y azules y los ángulos se suavizan, se ondulan… Cada detalle parece decir, ven con tiempo y déjate hacer.

Todo está pensado para que te sientas exclusivo. El diseño es original y la pintura de las paredes, cuidadosamente estampadas, nos habla de tranquilidad. En contra de lo que ocurría en Fuencarral, aquí el tiempo se para.

Este Op/Zon cuenta además con un maravilloso jardín apartado del mundanal ruido donde puedes relajarte mientras esperas tu turno o incluso, si lo deseas, peinarte allí mismo. A la vez, si se te abre el apetito, no hay problema, el buffet de frutas, café o té es otra de las opciones con las que cuenta el local.