Texto de BiPaul

Es divertido situar a Supertennis en Alburquerque, la localidad que vio nacer el Contempopránea. Nos podemos imaginar a Abel Moreno, Benjamín Cárceles, Ángel Rasero y Alberto Gil preparándose para disfrutar de la especial atmósfera que genera este festival, que cuenta con uno de los discursos más claros de la escena patria.

Pop sin complejos, que no reniega de referencias es lo que nos encontramos en este Mañana. Sus influencias nos llevan de viaje por el sonido más clásico del pop británico y las vertientes descastadas del pop español. Y ojo, que cuando nos situamos aquí, estamos pensando en la estela de grupos como Los brincos o Los diablos y bandas como en Sidonie o Love of lesbian. Parecen atesorar miles de ideas para crear un sonido actual y muy fresco. El disco es ondulante, empieza muy arriba con “Nada que perder”, baja poco a poco en intensidad hasta llegar a “Prisas”, para dibujar un pico ascendente con “Tipo normal” y repetir la fórmula. Son temas, con letras profundas y un discurso tierno de estribillos sencillos, que se basan en acordes repetitivos, algunas veces muy directos y otras un poquito más elaborados, pero sin líos. Y aunque en cada tema se junta de todo (instrumentos, voces, riffs, atmósferas) destaca la limpieza del sonido: todo se escucha nítido y diferenciado.



Enlace directo a la sección ExPERPENTO febrero-marzo de 2017:
 http://issuu.com/experpento/docs/experpento_febreromarzo2017/26?e=2897458/44131998

Lee el artículo en ExPERPENTO Febrero-Marzo 2017: