Texto de Galo Martín

El dinero no da la felicidad. Este es un tópico muy manido pero quizás los que tienen dinero no saben cómo ser felices. Muchas veces pobre no significa no tener dinero, sino al contrario.

A través de tres personajes, el director sumerge al espectador en mundos opuestos, pero unidos entre sí. Un abogado es recompensado con un ascenso, pero desde el piso más alto la caída es mayor. El periodista sacia su ego con una noticia, pero paga un precio. El asistente social da todo para que los últimos días de una mujer hispana sean felices. Cada uno de ellos deberá afrontar sus caminos vitales solos.

En Alta Sociedad, Penélope Cruz, interpreta el papel de la hispana que carga con una complicada vida. El encasillamiento al que está sometida, con papeles de hispana solamente, así lo atestiguan. El cine británico está de moda y siempre resulta agradable ver sus películas.