Sala & The Strange Sounds: It’s alive!!


Texto de Javier Luna Roldán

¿Te vas con tus amigos este verano a disfrutar de unos días de vacaciones y necesitas un disco que os acompañe en vuestro viaje? No te preocupes, tengo la solución. Sala Elassir y los suyos, os darán la dosis de brit rock atemporal que necesitáis para no perder ni un gramo de energía. El problema es que una vez que los hayas descubierto será imposible despegarte de ellos.

Tras un primer sencillo de corta duración, The Man who Killed Sam Wilson (2010), regresa esta banda, referencia del circuito musical londinense, con un trabajo de larga duración donde el recuerdo a los clásicos, The Beatles o The Kinks, toma las riendas en unas composiciones que nos transportan también a sus continuadores más cercanos, The Strokes o Libertines. Letras en inglés –lengua madre del rocanrol–. Golpes secos de guitarra que sacan la cabeza en unos precisos punteos de acompañamiento que armonizan la línea rítmica de estos doce cortes, donde las bases secas y, más post punk, de bajo y batería, firman un estilo donde el sintetizador también tiene acogida. Un disco de esencia hiperactiva en el que también encontrarás un hueco para el medio tiempo con la cruda “Drunk as a skunk”.

Más info en https://www.facebook.com/salamusic

Este artículo ha sido publicado en el ExPERPENTO de verano de 2012:

Anterior Los niños salvajes de Patricia Ferreira
Siguiente Las chicas de la 6ª planta de Philippe Le Guay