FABLE


Peter Molineaux y Big blue box nos presentan su proyecto más ambicioso y aquél que ha dado mucho que hablar en los últimos años dentro del panorama de los videojuegos de rol.

Marshall.- Fable se presentaba como el juego de rol no lineal definitivo y revolucionario que mostraba un mundo y personajes en constante evolución a medida que avanzaba. El producto definitivo, el cual he podido disfrutar en versión americana y europea, dista mucho de alcanzar esas expectativas; esto no quiere decir que sea un juego pobre ni mucho menos, simplemente que sus creadores se pusieron el listón demasiado alto o bien hablaron demasiado.

Si lo tomamos desde la perspectiva de los juegos de rol -a tiempo real- actuales, como por ejemplo The Legend of Zelda, la clásica saga de Nintendo, sí que podemos decir que es un juego de una factura excelente, con unos gráficos de alta calidad, una banda sonora genial compuesta por Daniel Elfman (Spiderman, Batman…) y con una gran cantidad de detalles, a destacar el de las elecciones morales, una de sus principales características. Según nuestros actos, buenos o malos, y nuestra interacción con otros personajes, se definirá nuestra manera de ser y nuestra apariencia física: héroe o malvado.

La historia trata de un chico de unos 10 años, que vive en el pacífico pueblo de Oakvale, el cual es atacado por unos bandidos que, durante el ataque, matan a su padre y secuestran a su madre y a su hermana. El protagonista es rescatado por el gran maestro del “Gremio de Héroes”. A partir de ese momento se desarrollará nuestra vida y nuestra “carrera” como héroe o villano e iremos tras la pista de los bandidos a buscar el porqué atacaron el pueblo al tiempo que descubrimos quiénes somos.

Y a partir de entonces comienza la aventura. Pese a los diferentes pros y contras, ésta es sin duda una aventura que cualquier poseedor de una XBOX debería tener en su colección.

Anterior PISANDO FUERTE
Siguiente Placebo: «Once more with feeling»