Final Fantasy XIII, se perfila con un estilo diferente a las demás fantasías de la saga y recogiendo gran parte de la mecánica de la entrega anterior, mejorando el sistema de combates.

Marshall.- El sistema de turnos es a tiempo real y más dinámico, de manera que el turno atacante y turno del atacado quedan en parte difuminados por el nuevo sistema ATB. Por contra sólo podremos manejar a un único personaje, aquel que sea el protagonista en ese momento y el resto de personajes serán gestionados por la consola y bajo los parámetros de control del Optima System que determinará la actitud de éstos en las batallas.

El juego a nivel gráfico es de lo más espectacular del momento. La profundidad de los escenarios, detalle y grandiosidad recrean unos paisajes únicos. La animación de los personajes también ha sido muy cuidada tanto en sus expresiones como en su forma de actuar dando una sensación realista. Tal es así que no se aprecian apenas diferencias entre los momentos en juego, las batallas y las cinemáticas. Todo al servicio de una historia de corte futurista y sobre todo muy cinematográfica.

Debido a la historia y la necesidad de seguir un guión el juego tiene un desarrollo lineal que no permite la exploración de los escenarios siguiendo siempre un camino predefinido, tal vez este sea uno de los aspectos que menos gusten a los jugadores actuales que prefieran la exploración. Pese a todo bastante avanzada la historia, se nos permitirá más de libertad.

Sin duda un regalo para los sentidos. Toda una producción sin precedentes para coronar la última fantasía de Square-Enix.


Genericas Image Banner 468 x 60