Acoso entre vías en el Teatro Prosperidad


Texto de Sandra Sánchez
Hasta el 20/12
Prorrogado hasta el SÁBADO 26 DE ENERO – 22:00 – TEATRO PROSPERIDAD (Mantuano, 29)

El dramaturgo irlandés Brian Phelan escribía en 1969 The Signalman’s apprentice! Ahora, Andrés Navarro dirige su propia adaptación al castellano, rebautizada con el acertado título de Acoso entre vías.

Una estación. Alfred y Albert (Enrique Cazorla y Carlos del Pino) son los guardagujas. Están a punto de jubilarse. Llega Edward (Gonzalo Kindelán) un aprendiz. Al principio es bienvenido. Poco a poco surgen problemas. Paso a paso los personales se pierden en siniestros laberintos de la personalidad. Cuando la convivencia laboral toca fondo, la realidad es tan perversa que parece ficción. Incisiva y sarcástica, la obra denuncia la degradación moral de la autoridad. “De rabiosa actualidad en tiempos de paro y precariedad”, dice el director.

Da la sensación de que si en sus primeras funciones conseguimos que la gente vaya a verla, en pocos días todo el mundo hablará de ella. Enrique Cazorla y Carlos del Pino son la sabiduría y Gonzalo Kindelán (Riqui en Doctor Mateo) aporta la savia nueva. Y el texto no desmerece a los actores. La obra es inquietante y sumerge al espectador en una pesadilla pasajera. Doce euros es  un precio ridículo, aún para los tiempos que corren.

Más info en http://www.teatroprosperidad.com/

Acoso entre vías aparece en la edición en papel del ExPERPENTO de noviembre-diciembre:

Anterior Paul Zinnard: Orbit One
Siguiente Niños feroces: Lorenzo Silva