Hurts presenta su primer disco y no son lo que parecen


Texto de Iván Moreno

Primer Disco del dúo de Manchester después de una impresionante campaña en las Redes Sociales donde los temas han sido de los más escuchados por los internautas de todo el mundo. A bote pronto se aprecian unas claras influencias en grupos míticos como Depeche Mode, Pet Shop Boys e incluso Kraftwerk, todos ellos máximos exponentes del sonido techno-pop que, a pesar de las muchas imitaciones que han tenido, no han sido lo suficientemente buenas como para quitarles su puesto en lo más alto.

El álbum reúne todos los requisitos para ser uno de los mejores del año y el grupo no parece ser flor de un día, gracias a unas composiciones directas y comerciales pero no por ello exentas de calidad. Así lo confirman temas como «Silver Lining», «Wonderful Life» (cuyo vídeo fue grabado en Ibiza) o «Unspoken».

La mayoría de temas se prestan a las remezclas (algunos como «Better than love», su mejor tema, hasta la fecha, lo han sido ya) que confirman su presencia en todas las pistas de baile.

Como curiosidad nos encontramos la colaboración de Kylie Minogue en el tema «Devotion», que a buen seguro será single y gustará a los seguidores de la australiana.

Dentro de la variedad que nos presenta el disco hay canciones como «Stay» que las hubiera firmado el mismísimo Bono y otras como «Water» que ofrece un cierre de álbum muy sorprendente, con unos cuidados arreglos de cuerda y una preciosa armonía vocal.

Parece que todos los nombres que hemos citado arriba han encontrado unos dignos sucesores. Esperemos que así sea.

Más información en http://www.myspace.com/ithurts

Anterior Finisterrae, una película de Sergio Caballero
Siguiente Historias de Nueva York de Stephen Crane