Macarena Gómez: Sexy Killer


Fotos y texto de Galo Martín

El andaluz teme que su acento le delate y su persona caiga en los tópicos igual que el fumador esconde su vicio, conocedor de la mala publicidad de la que goza tan fotogénica imagen cigarro en mano.

Macarena Gómez no puede ni debería ocultar de donde es, incluso se diría que inhalando humo tendría ese glamour que desespe-radamente busca no perder Bárbara, personaje protagonista que interpreta en Sexykiller, su última película.

Eres bailarina de carrera… ¿Porqué has preferido explotar tu faceta de actriz?
Acabé la carrera de ballet clásico y tenía cualidades físicas: soy delgada, tengo un buen empeine… Pero la profesión de bailarina es durísima y muy corta. A los 18 años ya no iba a entrar en una compañía, que coge a chavales de 13 y 14 años. Yo estaba en el instituto y no me planteé dedicar mi vida de lleno al baile…

Y eres actriz… ¿te identificas con los personajes para que resulten reales? ¿Cómo te preparas?
No sé si la palabra es identificarme…

Cambio la pregunta ¿cómo te disfrazas de otra persona para que los demás nos lo creamos?
Vale, mira, como bailarina tengo un control muy grande sobre mi cuerpo. No me pongo delante del espejo para descubrir qué movimientos tengo que hacer, el texto, si está bien escrito, me lo habrá dicho, y yo lo haré inconscientemente. El problema lo tengo si al leer el guión el personaje no me dice nada o los datos que se me ofrecen son demasiado básicos. En el caso de Bárbara, mi personaje en Sexy Killer, estaban superclaros los movimientos que tenía que hacer, como debía ser. Por mi parte entendí cosas como que no podía tener acento andaluz…

… lo disimulas muy bien…
… en alguna secuencia se nota…

… cualquiera puede creerse que eres de San Sebastián ¿no?
… Bueno, es que tuve una profesora de voz que me ayudó durante todo el rodaje, pero a lo que iba: Bárbara es un personaje creado en un 60% en vestuario, peluquería y maquillaje. El primer día me dieron unos tacones y entendí que no me los podría quitar. Los zapatos me dijeron cómo debían ser mis movimientos: tenía que ser fina, sexy, sofisticada, tenía que mover las manos de una manera muy concreta…

Nunca un actor me había hablado de los movimientos corporales de sus personajes… será por lo de bailarina ¿no?
No sé. Mira, para mi es imprescindible, para enfrentarme a un per-sonaje, saber qué zapatos llevará. Me servirá para conocer cuales son sus andares, sus movimientos… vengo ahora de un corto que me ha destrozado las piernas. Me dieron unas botas y no me las he quitado en todo el rodaje.

¿Las series de televisión dan dinero fijo, las películas fama y el teatro prestigio?
El cine no da fama. Dependerá de la película, de la promoción, de la repercusión. Antes he ido al banco y la cajera me ha dicho “¡tú eres la de la tele!” y yo he dicho: “que también he hecho un montón de películas ¿eh?” y me ha contestado “pues yo no las he visto”… a mi no se me conoce por el cine. Quizás porque no he trabajado con ningún director en alza, o porque no han sido taquillazos…

¿Y el teatro es donde de verdad se ve si un actor es bueno?
No, no lo creo. Hay actores de teatro incapaces de hacer televisión o cine y al revés. Pese a que el objetivo es el mismo, hacer creer al público un personaje, los registros son muy distintos. En televisión hay actores a los que la cámara les adora y hay actores de teatro muy buenos que no logran esa complicidad en cine…

¿Es casualidad que casi todas las obras que hay hoy en Madrid cuenten con algún actor de televisión en su cartel?
No, no es casualidad, son ganas del productor de ganar dinero. Un actor de televisión atrae a más gente, tiene más tirón…

En 2006 te dieron la Biznaga de Plata a la mejor actriz de reparto por tu papel de Nise en la Dama Boba… ¿consideras que es esa tu mejor interpretación?
Mira, para mi mis mejores interpretaciones han sido la de la Dama Boba y el de La Susi en Padre Coraje. Cuando hago una película y la veo con perspectiva me doy cuenta de más cosas. Por ejemplo, me encantó hacer El Calentito y sin embargo, secuencia por secuencia veo que cometo muchos errores. Aunque suene pedante, me miro en esas dos que te decía y me gusta mucho como lo hice…

De Padre Coraje he leído muy buenas críticas…
Si, claro, y de la Dama Boba también hablaron muy bien, lo que pasa que menos. Padre Coraje tuvo una gran repercusión, sin embargo fue muy poca gente a ver la Dama Boba y es una pena porque es una película muy buena.

¿Y Sexy Killer?
Sexy Killer es una gran oportunidad para mi, pero tengo que verla con perspectiva para tener una opinión más clara.

¿Te atrae el terror?
Muchísimo. Durante años no he visto películas de terror. Hubo una que me traumatizó a los cinco años. La primera que vi fue Los sin nombre y me enganchó… En realidad no sé por qué me gusta el terror. Cuando un espectador se enfrenta a una de estas películas sufre. Yo creo que la satisfacción se produce al salir del cine después y descubrir que todo eso era una gran mentira.

¿Cual es tu peli de terror favorita?
A ver… de terror psicológico sin duda “La semilla del diablo” y en plan gore sangriento, que me encantan “Las colinas tienen ojos”, “Km 666″… disfruto viendo estas películas… qué triste ¿no?

A parte de verlas, tú tienes la oportunidad de protagonizarlas…
Sí, claro. Además, en Sexy Killer hay mucha acción. Soy muy bestia. No utilizo dobles, si me dan y me duele, me gusta sentirlo… Me explico. Mientras me dan, en realidad no siento nada. Es tal el subidón de adre-nalina que no me doy cuenta de los golpes hasta que no llego a casa. Me encantaría hacer algún papel como los de Angelina Jolie, con acción, muchos golpes…

¿Qué pensaste cuando te propusieron protagonizar Sexy Killer?… en España la serie B no tiene muchos seguidores…
Yo creo que Sexy Killer no es una película de serie B.

…Hablo de serie B sin ninguna intención peyorativa…
Sí bueno, yo soy valiente. Los directores me dicen que me tiro de cabeza a la piscina aunque sepa que está medio llena. Sexy Killer tenía todos los ingredientes para que aceptara el papel. Tenía acción, comedia, terror… en plan más superficial, me iba a permitir llevar unos modelitos monísimos e iba a salir guapa… casi nunca he salido guapa: he hecho de skin, de puta, de yonki… el personaje de Bárbara es un bombón.

Tarantino tiene mucho dinero y coge muchas ideas de la serie B… ¿Una película deja de ser serie B si tiene presupuesto?
Sexy Killer no es serie B y no ha sido muy cara y bueno, es posible que el director haya jugado con escenas, con la estética de otras películas. Si hay algo que parece serie B no es por falta de presupuesto, es totalmente premeditado…

¿El exceso de sangre es divertido?
Cuando la gente ve algo muy gore se ríe para soltar adrenalina. En Sexy Killer, cuando me cargo al guaperas la gente se ríe. Es como si aludiera a sus instintos más bajos… todos nos hemos querido cargar al guaperas…

¿Y de verdad no te dio miedo aceptar un papel así?
La pregunta podría ser ¿y si te ofrecen hacer de nazi.. lo acep-tarías a pesar de que vas a herir sensibilidades? La respuesta es que sí. No tengo que compartir con los personajes ni ideología ni sentimientos políticos. He hecho dos veces de neonazi, he querido a los personajes y los he defendido a muerte.

Barbara es una fashion víctim ¿tú?
Yo visto como visto porque me gusto así. Me gusta ir mona, pero obsesionada con la moda no estoy… voy por delante, creo tendencia… es broma. Esto no quiere decir que si me invitan a algo especial no vaya a la última… pero no sigo la moda.

Anterior Jordi Milán: en el corazón de la cubana
Siguiente Nena Daconte …y su dulce resaca carnavalesca