SMASHING PUMPKINS. Zeitgeist


Texto de Vicente Martín

Zeitgeist: término alemán que se refiere al “espíritu del tiempo”. Corgan intenta reinventarse una vez más en este trabajo marcado tanto por lo que fue el sonido Zwan, como por los sonidos de su trabajo en solitario y que poco nos podría recordar la verdadera época Pumpkin, que le hiciera uno de los mejores compositores y virtuoso intérprete de guitarra de los años 90

Pero no nos engañemos, pese a lo carismáticos que resul-taron ser James Iha a la guitarra y D’arcy al bajo, en la grabación de los discos poco pintaban, incluso a nivel interpretativo. Fue esto lo que provocó su salida de los Pumpkins, ahora sustituidos por dos desconocidos que, en esencia, no se dife-rencian de lo que eran sus antece-sores. Esto no pasa con J. Chaberlain, ya que el sonido de su batería es la columna vertebral del sonido Pumpkin. A Billy Corgan se le pue-de tachar de egocéntrico, manipulador y de ser un “triste” pero no de no ser atrevido y de apostar por sonidos y conceptos nuevos en sus trabajos. Zeitgeist, tomado como disco de manera individual, suena actual, con mucha más fuerza y garra que muchos de los grupos neo punk gótico del panorama actual y contiene, probablemente, los mejores solos de guitarra de los últimos 7 años.

El sonido de Zeitgeist se aleja de los clásicos Siamese Dream, Mellon Colliek y Adore. Aunque no lo me-jora, tampoco lo copia, y es este el gran valor del trabajo. “Doomsday Clock”, es una descarga continua de guitarra que queda muy bien en la escena final del film Transformers. “Tarántula” es una canción mucho más complicada de lo que parece, con cambios de tiempo y solos de guitarra estremecedores. “Stars”, es uno de los puntos altos del disco, junto con “United Status”, canciones que representan el nuevo concepto de los Pumpkins y que en los directos suenan como auténticos truenos. Dos temas sosegados como “Neverlost” y “For God And Country” nos retrotraen al sonido FutureEmbrace pero con más brillantez. Por último, “That’s The Way” es la joya del disco: un medio tiempo en el que el espíritu de los Pumpkins de toda la vida brilla en su mayor esplendor.

Anterior PABLO MORO: Smoking Point
Siguiente FOO FIGHTERS. Echoes, silence, patience & grace