Texto de BiPaul
Estreno en salas 04/04

Un lago es el lugar de encuentro de hombres que buscan a hombres. Allí Franck conoce a Henri, con el que comienza a entablar una buena amistad, y al oscuro Michel, un tipo peligroso por el que comienza a sentir una pasión desbordada.

El desconocido del lago ha arrasado los festivales en los que se ha exhibido, incluido el Atlántida Film Fest de Filmin gracias al cual el público español está dejando contundentes comentarios en redes sociales. Con el dossier en la mano, y antes de verla, la lógica capitalista me lleva a pensar en porqué ese escenario. Por qué el director, Alain Guiraudie, no ha rodado una película de chicos y chicas, mucho más sencilla de vender. Y por qué busca ser explícito con las relaciones sexuales cuando aún tenía un as en la manga –a lo Ang Lee– para ofrecernos algo más amable: el cine no se prodiga en penes y aún resulta extraño verlos en pantalla.

El thriller no podía ser de otra manera. La triple voltereta mortal termina en obra maestra y aplausos. El lago se convierte en un microclima que juega un papel decisivo en las sensaciones que transmite el argumento. Ese calor pegajoso, el excelente guión y las interpretaciones de los actores, nos aplastan contra la butaca. Nos mantienen despiertos, en ocasiones incómodos e incapaces de mirar al que está a nuestro lado. Y también esto contribuye a una catarsis que personalmente jamás había experimentado. La revista de Cahiers du Cinema nunca patina, y ellos le han puesto la etiqueta de imprescindible.

Más información en http://www.karmafilms.es/ficha_cine.php?ID=173

Lee nuestra sección de cine en el ExPERPENTO de papel de abril- mayo de 2014: