Tao te kin: Cuaderno de Bitácora de un viaje aún por hacer


Texto de de Javier Luna Roldán

El disco llega tras el éxito cosechado con su anterior trabajo –El pájaro que da cuerda al mundo– y una gira de cerca de treinta conciertos que les lleva a escenarios de renombre, tales como Festimad 2M o Sonisphere. Están avalados por la crítica y han sido galardonados con el Premio Carlos Pina a la Creatividad en el Rock Español en la categoría de “Mejor Banda de Metal Progresivo, 2010”. A comienzos del pasado año, este quinteto madrileño se sumerge durante un año, junto a Gustavo Porta, en la grabación de su segundo álbum en los estudios Marditos Roedores.

Es un álbum de extensos y sinuosos paisajes para la experimentación instrumental. A medio camino entre las claves más rock clásicas y alternativas, trasladadas en guitarras contundentes y afiladas; las intenciones del género progresivo, con la modulación de efectos, largos silencios, coqueteos con los sintetizadores y dinámicas palpables; o pinceladas de heavy metal, atraídas por la rapidez de unas líneas musicales variadas, que se encuentran en unos trabajados compases de batería. Composiciones de una formación, que como el libro del que toman su nombre, tratan conceptos complicados –el destino o la vida– y se basan en cosas muy simples.

Más info en http://www.taotekin.com/

En el ExPERPENTO en papel de noviembre diciembre de 2012 hablamos de este disco:

Anterior Niños feroces: Lorenzo Silva
Siguiente FIN: un poema sin alma