De la casi desconocida From Software nos llega este título de acción futurista.

MARSHALL.- Ninja Blade irrumpe con una propuesta de acción cinemática en un panorama saturado de “películas interactivas” que se hacen pasar por juegos. Se basa en la acción por la acción sin pausas ni respiros. Tal es así que nos saca del momento de pasividad cinemática y nos convierte en protagonistas de la historia.

Somos Ken Ogawa un ninja futurista que se enfrenta en una carrera frenética a una plaga infecciosa que ataca a la ciudad de Tokio.

El juego se presenta tal cual es, sin muchas pretensiones y con tintes de película de acción de serie B con presupuesto. Nos recuerda a Devil May Cry y, sin duda, Ninja Gaiden. Ninja Blade es una propuesta sin complicaciones y refrescante, para los amantes de la acción pura: perfecto para cubrir tedios ahora que llega el verano.