MATCH POINT


Woody Allen se pasa al drama en la primera película que rueda íntegramente fuera de Manhattan… ¿tendrá algo que ver?. Como ya hiciera con su querida Nueva York, esta vez es Londres la ciudad protagonista, mostrando en la gran pantalla buena parte de sus lugares más emblemáticos, que más que servir de escenario, pasan a formar parte de la propia película.

Como no podía ser de otra forma, el film cuenta con una buena dosis de humor negro “typical Allen” y supone un repaso a la crónica social británica. Protagonizada por Scarlett Johansson, quien parece ser la nueva musa del director neoyorquino, y Jonathan Rhys-Meyers, narra la historia de un joven ambicioso y las consecuencias fatales de sus actuaciones para subir puestos en el escalafón social.
Uno de los ejes temáticos de la película es el azar, ya que Allen afirma que el mundo sólo se divide en dos estados: entre el grupo de los que tienen suerte y el de los que no. Esta peculiar visión del mundo es la culpable de la bis cómica de muchas de sus películas, y como no podía ser de otro modo, también de Match Point, que conjuga además los estilos del drama y las películas de misterio.

Anterior SALZBURGO
Siguiente COOL