Publicaciones en el tag

literatura


Texto: Reyes Muñoz de la Sierra Mi perro se llamaba Niebla por Heidi y leí Niebla por mi perro. Con 14 años me enfrenté, como una panolis, a una de las dudas que me corroerá hasta que me muera, si es que me dejan morir. ¿Existo o soy el producto de la imaginación de alguien? …

Patricia es una joven modelo, tan feliz con su vida que nunca se ha parado a buscar enemigos entre sus amigos. Una mujer la advierte de que alguien desea su muerte.

Hasta esta novela, de González-Sinde tenía –como todos– dos referencias y a cada cual peor…

California 83 fue la primera novela de Pepe Colubi en la que relataba las andanzas de un joven “Pipi” en una localidad cercana a San Francisco…

Un perro verde con cuerpo de loro o un loro verde con cara de perro, da la bienvenida a El libro de los pequeños milagros.

La autora ha dado el do de pecho (nunca mejor dicho). No renuncia a su personalísimo estilo metralleta, pero en esta ocasión la lluvia traspasa la trinchera y deja un reguero de sentimientos sinceros. No se esconde tras una carcajada.

Cuando dividimos el mundo en dos y aceptamos que nosotros estamos en la parte “buena”, decretamos que efectivamente hay crisis, pero una crisis diferente y más profunda que la de la prima de riesgo….

Javier Sierra tiene un radar para captar historias que siempre han estado ahí y dotarlas de un cuerpo literario creíble e increíble a partes iguales.

Es difícil hacer premoniciones en torno a la universalidad de los libros. Pero estamos convencidos de que no nos la jugamos si afirmamos con total rotundidad que Yo confieso es inmortal.

¿Quién podría pensar que una historia sobre alguien que busca dónde pasar sus últimos días antes de morir va a hacernos sonreír…

Guardianes del futuro nos plantea un mundo en el cual unos pocos jóvenes pueden viajar en el tiempo mientras sueñan.

El enredo de la bolsa y la vida es la cuarta entrega del anónimo detective protagonista de El misterio de la cripta embrujada…

Existen documentos históricos que hablan de la existencia de un hombre que bien podría ser Jesús de Nazaret, pero la fuente de documentación básica está escrita en el Nuevo Testamento…

No había leído El alquimista a pesar de que el libro llevaba rodando por mi casa ni se sabe los años…

La cabeza se vale de su experiencia para resolver los conflictos, así que según pasaba las páginas, ella, mi cabeza, transformó un texto de mundos irreales, elfos y enanos, en novela negra y de la nórdica…