Muchachito bombo infierno


Entrevista de Iván Moreno

Muchachito Bombo Infierno repite en Metrorock. Desde aquí te decimos que si no los has visto en directo, te lo estás perdiendo.

“Espero aclarar vuestras dudas si no es así pronto en nuestra web estará abierto el consultorio del doctor Bellino que ya sabéis que pellizca los cristales, un abrazo enorme pa’ tod@s y gracias por vuestro interés”… ésta es sólo una de las cosas que nos ha dicho el Muchachito… el resto… a continuación. Sin desperdicio.

¿Qué puedes contarnos de la historia de “Muchachito Bombo Infierno”, porque leemos cosas tan curiosas como que fuiste barrendero, camarero… hasta animador? Querido amigo eso es lo menos curioso del asunto, todo el mundo ha tenido que buscarse la vida en algún momento, pues yo también, y así fue como pase mis dieciocho años tocando, saltando de lao a lao para sacarme unas perras; en ningún trabajo fui fijo, ni dure tampoco ni un año, yo tenía claro que quería tocar y vivía sin lujos. Realmente cuando me fue bien, fue cuando decidí “na’más” que actuar casi cada día en los bares… eso amigo mío es lo curioso del asunto.

¿Cómo recuerdas tus primeros pasos en el mundo de la música? Yo formé parte de Trimelón de Naranjus ocho larguísimos años. No era un grupo famoso, pero sí reconocido y habíamos tenío la suerte de actuar delante de bastante gente y varios países, fue cuando entonces me cansé de lo que me vendía la discográfica independiente güaltrapa (y digo esto porque lo único que tenían de independientes era que no tenían un duro) y el manager jipi que levantaba el puño y la causa cada vez que los míos y yo teníamos problemas de dinero. Entonces me fui a los bares. No quería saber ná de esta industria, sólo vivir de mí y mi esfuerzo y que no me vendieran humo. Adoro los escenarios pequeños y por supuesto no los he abandonado.

De Vamos que nos vamos habéis hecho casi 150 conciertos… esto nos lleva a pensar que sois de los grupos que más os habéis ganado el éxito a base de “pico y pala”, ¿sois de la misma opinión? Os damos las gracias por esa opinión, no somos más que nadie, asumimos lo que hacemos y lo hacemos con cariño, tener la suerte de llamar a esto trabajo es una alegría pa nosotros y tocar es lo que hacen los músicos.

En breve presentáis Visto lo visto ¿qué novedades aporta? Aparte de que este disco lo hemos hecho con nuestro equipo de directo, técnicos backliners, músicos, nuestro propio sello y nuestra propia oficina, aparte de todo eso y los temas nuevos, por supuesto, la banda lleva tocando junta tres años y eso se nota… espero que os guste.

El disco se ha grabado en tres estudios, ¿por qué esta variedad? Se cogieron los estudios y no tenía los temas, no queríamos pasar este año con el mismo repertorio. La banda se ha dispersao por todo el país y según el momento salía más a cuenta movernos el equipo técnico y de producción que la banda.

Santos de Veracruz pintaba en vuestros conciertos, en las actuaciones… ¿repetiréis ahora? Los diseños nuestros los hace siempre Joniferzeta, basándose en Santos que es nuestro universo colorista y nuestra tarjeta de presentación… aparte de eso Santos es uno más y no habrá gira sin Santos de Veracruz, a menos que él no quiera, claro.

¿Qué me puedes contar de él? Para mí es uno de los más grandes del país, como artista, como currante, como fuerza, como persona, pero a lo mejor yo no soy quién para hablaros de él, porque ante todo es mi hermano del alma. Podéis visitar www.santosdeveracruz.com

¿Te sientes abanderado de los cantautores de Barcelona? No me siento abanderado de nada ni de nadie y tampoco me considero cantautor. Barcelona ha sido distinta na’más que por clima y por antecedentes irrepetibles como Peret, El Gato e incluso el Pescaílla. El mal uso político de su nombre molesta más que ayuda. Que no cierren los bares donde se toca, que dejen paso a la cultura musical. Entonces hablaremos del sonido Barcelona.

El disco del G5 fue de los mejores del año, con Kiko Veneno, Toma-sito, Delinqüentes… ¿Habrá otro? Andamos haciendo conciertos y la verdad es que nos reímos tela, nuestra música es improvisada y nuestro funcionamiento también. Larga vida a los despeinaos del mundo!!!!!

Este año volvéis a Metrorock, ¿qué es lo que se vive en un festival, en qué se diferencia de los conciertos habituales de una gira? Yo era un poco reacio a tocar otra vez este año y que conste que no tengo ná en contra del Metrorock, allí siempre nos han tratado genial. Madrid, al igual que Barcelona que son punteras en sus canteras de músicos, andan bastante tiesas de salas: la sala en la que cabe la gente suena como un mojón y la que suena o no tiene toma de tierra o no cabe un piñón. En fin, quizás la diferencia sea que el día del festival te juntas con otros compañeros ves otros conciertos y tomas el sol.

Anterior Dani Martín. De Loco a Corso
Siguiente Martín Piñol: "200 locuras para que te quedes conmigo"