Descargar ExPERPENTO 97 / Visualizar ExPERPENTO 97

Texto de Sandra Sánchez
Ilustración (c) de Rubén Rodríguez Risquez

«…por sus inolvidables interpretaciones y por ser una de las actrices más queridas y recordadas por el público»

En enero se celebrará en Málaga una de las ediciones de los Goya que prevemos, será de las más recordadas de la historia de los galardones. En ella compiten dos pesos pesados –Almodóvar y Amenábar– con las que dicen, son sus mejores películas y por lógica, dos de las mejores películas de todos los tiempos. Y en ella, Pepa Flores será galardonada con el Goya de honor. Alejada de los focos desde 1986, la incógnita se centra en si irá o no a recoger su premio. Queremos verla. Queremos verla de manera irracional, porque si algo ha demostrado con su vida, es fidelidad a sus principios.

A Marisol le detectaron una úlcera de estómago provocada por el estrés a los quince años. Antes de esto, Goyanes la había descubierto en una actuación del grupo de «Coros y danzas» de la Falange Española en Madrid. Su familia, muy humilde, no debió creer su suerte cuando el empresario se ofreció para convertirla en una estrella. Marisol, la niña prodigio, fue premiada en la Mostra de Venecia como mejor actriz infantil en 1960 por Un rayo de luz.

En 1969 se casó por la iglesia con Carlos Goyanes, el hijo de su productor. Dicen que porque el empresario no quería perder su vellocino de oro, dicen que porque ella quería ser una joven normal, dicen que por amor, como Otto y Ana de los Amantes del Círculo Polar… quizá nunca lo sepamos.

En 1972, en plena dictadura, se separó de Goyanes. Y en el 73 se enamoró de Gades. Se casó con él en el 82. Sus padrinos fueron Fidel Castro y la bailarina Alicia Alonso.

Las madres dicen que Gades la hizo infeliz con sus infidelidades. Y que fue Gades quien la convirtió al comunismo. Son cosas que solo ella sabe. En el 75 participó en la primera huelga de actores, en el 76 apareció desnuda en Interviú. Vendió todas las placas de oro que le había regalado Franco y donó el dinero a la causa comunista.

Su último trabajo como Marisol fue en el 78, en Los días del pasado, de Mario Camus, en la que actuaba junto a Gades. Como Pepa Flores solo hizo tres películas: Bodas de sangre, en el 81, Carmen en el 83 y Caso cerrado en 1985. De la televisión se despidió con la serie El proceso de Mariana Pineda, para TVE, en el 84, en la que fue la protagonista. En 1986 se divorció de Gades y se desvinculó de la vida pública. Y vive en Málaga, esperamos que feliz.

Descubre este perfil en ExPERPENTO diciembre 2019 – enero 2020.
Pincha en la imagen o sigue este enlace:
https://issuu.com/experpento/docs/experpento97_dic219ene2020/22

Descargar ExPERPENTO 97 / Visualizar ExPERPENTO 97