12:08 Al este de Bucarest


Texto de Galo Martín

En un pequeño pueblo de Rumania, el dueño del canal local de televisión quiere hacer un programa especial por los dieciséis años que han pasado desde la huída y posterior ejecución de Nicolae Ceaucescu, líder del Partido Comunista Rumano.

Dos invitados, un viejo retirado y eventual Papa Noel y un profesor de Historia alcohólico, tratarán, con sus recuerdos, de responder a la pregunta del presentador ¿Hubo o no revolución en el pueblo? Se erigen en los líderes revolucionarios de aquel 22 de diciembre de 1989. Se autoproclaman héroes. Las llamadas de los espectadores ponen en duda la revolución que dicen haber iniciado los dos invitados.

La película evidencia la capacidad del humor para tratar cualquier tema, por muy trascendental que sea. Reírse de uno mismo es una forma muy sana de empezar un nuevo camino. La cinta constituye un homenaje a la televisión, ya que aquella fue la primera revolución con imágenes en directo. Ya se sabe, las noticias las escogen los medios de comunicación, la humanidad construye la historia en función de esas noticias.

Anterior EL NIÑO DE BARRO
Siguiente LA MUÑECA DEL ESPACIO