EXTRAÑO ANUNCIO


Texto de Sandra Sánchez

Adolfo Marsillach no pasó inadvertido, y es recordado como una de las personas más polifacéticas de nuestra escena. Quizás si hubiera sido menos actor que dramaturgo, hoy en día tendríamos más textos, o quizás si no hubiera sido actor, director de escena y gestor, jamás hubiera escrito un texto como Extraño anuncio. Hay personas que necesitan tiempo, y genios que se nutren de experiencias.

16/03-29/04- Teatro Valle Inclán – Madrid

De su obra, Marsillach dejó escrito lo siguiente: “Extraño anuncio quisiera llegar a convertirse en una sorprendida investigación sobre la inconsistencia de la realidad; un juego –conviene insistir en esta palabra– en el límite entre lo que ha ocurrido, lo que ocurre y lo que ocurrirá. Nadie es uno entero y de una vez; el fraccionamiento alucinante de nosotros mismos nos convierte al mismo tiempo en actores y público, en observadores y observados, en vivos y muertos”.

Mercedes Lezcano está pagando poco a poco la deuda que la escena tiene con Marsillach. En la presentación del texto de esta obra, allá por 1992 el dramaturgo decía “Una obra de teatro no existe como tal hasta que se estrena”. Taladrada por las balas de la ironía, del humor elegante, la representación crece atravesada por la espada del suspense.

Más información: http://cdn.mcu.es/index.php/es/Temporada_actual/Programacion/19/
Entrevista a Mercedes Lezcano sobre Extraño anuncio: http://experpento.com/?p=12948

Este artículo ha sido publicado en el número de marzo de 2012 de ExPERPENTO:

Anterior Cursos: ¿las puertas al futuro?
Siguiente El experimento de Sebastian Fitzek