14 de febrero: El día de los “amados”


Texto de BiPaul

Dicen que San Valentín es un invento de las marcas… un bonito invento de las marcas, añadiría: los regalos por amor siempre son bienvenidos. Por ello propongo que este 14 de febrero, sea el día, no de los enamorados, sino de los amados, y que aprovechemos la fecha para agradecer la existencia a todas esas personas sin las cuales nuestra vida sería un infierno.

Con unos cuantos años a mis espaldas, he descubierto que en los libros casi nunca fallan como regalo, siempre y cuando el homenajeado perciba que el que dador ha buscado a conciencia el único libro posible. En San Valentín quiero mostrar mi amor, romántico, fraternal, amistoso o agradecido.

Un regalo para los amigos

Los amigos conocen fechorías, virtudes y defectos, y aún así siguen a nuestro lado. Son las únicas personas que al recibir el día de San Valentín un libro con una tarjeta de tu parte, no van a pasar un rato de desconcierto. Los amigos son los hermanos que nos eligen y para ellos Las cosas que no nos dijimos de Marc Levy es el libro perfecto.

Narra la historia de una chica que tiene la posibilidad de revivir a un padre ausente. Claro, que también podemos regalar la trilogía Millennium –de moda tras el estreno en cines de Los hombres que no amaban a las mujeres– y huir de malentendidos con la adictiva historia de una sociópata y un periodista que enamoran al lector por sus defectos.

Un regalo para las “madres”…

Llamo madres a las personas –hombres y mujeres– que a lo largo de mi vida han abierto sus brazos para convertir su pecho en mi hogar. Aconsejan, cuidan, nutren, acompañan… desde la distancia: te dejan llorar sin preguntar por qué lloras. Para esas almas tengo el libro perfecto. Amor es una colección de citas de Paulo Coelho y maravillosos dibujos de Catalina Estrada. Es uno de esos libros perfectos para regalar. Con él lanzarás el mensaje de agradecimiento y cariño que nunca has estampado con tu voz.


Un regalo para las personillas

Los quieres más que a nada en el mundo y vives aterrorizado por la certeza de que harán lo mismo que tú cuando tenías su edad. Las personillas, en plena explosión hormonal, vivirán avergonzadas de que el tuyo sea su único regalo de San Valentín, y con los años sentirán una bocanada de ternura al recordar la anécdota. A mi alguien me regaló El banquete.

Podemos acogernos a la fiebre Moccia y elegir títulos como Carolina se enamora o el pack A tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti. Recibirán un triple mensaje: primero, que los consideras aptos para leer cosas de “mayores”, segundo, que el respeto es la clave del amor y tercero, que los quieres.

 

Regalos para amores secretos

Prefieres no decir nada y disfrutar de su mirada a lanzar la caña y arriesgarte a perder sus ojos. Quizás ha llegado el día de intentarlo sin pegarte el gran piñazo. Los matices son importantes: el libro ha de ser una obra maestra en formato bolsillo para que entienda lo que quiera. Poemas de amor es una selección de Jorge Edwards, amigo Neruda y a la postre, premio Nobel, que en su día decidió recopilar una antología del chileno y prologarla. Es un recorrido en torno a la manera de sentir, ver y escribir de Neruda: la espera, la sensualidad, la pasión, la destrucción, el cambio, la rutina, el mito…

También te pueden servir El primer día y su continuación La primera noche de Marc Levy, libros de amor, con una interesante trama de fondo.

El amor de los amores…

Cuando uno tiene pareja, la quiere y es feliz merece la pena acordarse de fechas como San Valentín. Un libro es una gran elección, no tanto por su valor monetario como por el mensaje que alberga. En esta revista confesé –escondido tras un pseudónimo– que leo con ansia a Federico Moccia.

Con Perdona si te llamo amor y Perdona pero quiero casarme contigo tuve una especie de deja vù, pero no por la trama. Creo que esa capacidad para narrar emociones le ha convertido en el bestseller que hoy es. Si lo tuyo es incipiente, estos dos libros son una declaración en toda regla. Y si es añejo, servirán para rememorar, remover y redescubrir cuándo empezó todo y por qué sigue vivo.

El riesgo es que tu pareja perciba que has ido a la librería a comprar un superventas sin leer la contra. Esto es justo lo opuesto de lo que buscamos. Pablo Neruda es único para lanzar un mensaje eterno. Cien sonetos de amor y 20 poemas de amor y una canción desesperada son quizás las obras sobre la vida, más desnudas, sabias, mágicas y realistas, jamás escritas.

En este artículo propongo ideas, pero hay tantas como libros. Lo principal es que cuando regaléis un libro, sintáis que ese es el único que encaja en el corazón de la persona amada.

Este reportaje ha sido publicado en el número de enero-febrero de 2012 de ExPERPENTO: https://issuu.com/experpento/docs/enero_2012/18

Anterior Luces de Bohemia
Siguiente Elling